top of page

Nuevo método para calcular riesgo de enfermedades hepáticas


La cirrosis es una de las principales causas de mortalidad en el mundo y la segunda causa de años de vida perdidos en Europa. Puede causar carcinoma hepatocelular, el tipo más frecuente de cáncer de hígado, y las dos enfermedades juntas son responsables de la muerte de dos millones de personas cada año en el mundo.


La cirrosis es produce por la acumulación de tejido fibroso en el hígado y es la consecuencia de cualquier proceso inflamatorio provocado por varios factores.


Unos científicos han realizado un estudio que ha culminado con el diseño de un índice que permite determinar el riesgo de desarrollar cirrosis u otras enfermedades graves en el hígado en la población general. Gracias al uso de ocho variables se podrán aplicar cambios en el estilo de vida de las personas en riesgo, diagnosticar de forma precoz estas enfermedades e iniciar tratamientos que frenen su progresión.


El estudio se ha realizado en el marco del proyecto Europeo LiverScreen coordinado por el Dr. Pere Ginès, consultor del Servicio de Hepatología del Hospital Clínic de Barcelona, jefe del grupo Enfermedades hepáticas crónicas: mecanismos moleculares y consecuencias clínicas del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS) en Barcelona, catedrático de Medicina de la Universidad de Barcelona y jefe de grupo del Centro de Investigación Biomédica en Red en el Área temática de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBEREHD) en España.


A pesar de que la cirrosis causada por el virus de la hepatitis C ha disminuido gracias a los nuevos tratamientos, está creciendo mucho su prevalencia a causa de la enfermedad por hígado graso de tipo metabólico, debida a las epidemias de diabetes tipo 2 y obesidad.


“Es una enfermedad que se desarrolla muy lentamente y no produce síntomas, de forma que muy a menudo cuando se diagnostica está en una fase muy avanzada y en la que las posibilidades de tratamiento son muy limitadas”, explica Pere Ginès. “Poder identificar de forma temprana qué personas están en riesgo de tener una fibrosis progresiva en el hígado permitiría poder aplicar cambios en el estilo de vida de las personas o realizar tratamientos para prevenir el desarrollo de la cirrosis”, añade.


Hasta ahora, las técnicas no invasivas o las calculadoras de riesgo basadas en analíticas tenían ciertas limitaciones. Había una necesidad médica no cubierta para disponer de herramientas sencillas basadas en variables clínicas o de laboratorio para identificar a las personas en riesgo de fibrosis hepática.



noticias de la ciencia/16 de agosto 2023


1 visualización0 comentarios
bottom of page