top of page

Los cereales ayudan a limpiar las arterias y mejorar la circulación


Desde la avena, el salvado de trigo o la cebada, cualquier cereal integral genera una serie de beneficios para la circulación sanguínea.


Según un informe de la Fundación Española de la Nutrición, FEN, se recomiendan 6 o más raciones al día de cereales, pan e integrales optando por cereales integrales o de grano entero, por su mayor contenido en fibra, vitaminas y minerales que no contengan azúcares añadidos.


Los cereales ayudan a la circulación sangüínea


Una buena circulación es esencial para el funcionamiento adecuado de nuestro cuerpo y para mantener una buena salud en general. La circulación se refiere al movimiento de la sangre a través del sistema cardiovascular, que incluye el corazón, las arterias, las venas y los capilares. Por ello, es importante cuidarla incorporando alimentos que limpien las arterias, como los cereales integrales que nos ofrecen varios beneficios para la salud.


Los cereales principalmente aportan vitamina B y minerales como fósforo y potasio, además de calcio, magnesio o hierro. Son alimentos ricos en fibra, principalmente insoluble, especialmente los integrales.


Para aclarar, todos los cereales integrales son aquellos que conservan todas las partes del grano original, incluyendo el salvado, el endospermo y el germen.


¿En qué se relacionan los cereales con una buena circulación?


Los cereales pueden tener un impacto positivo en la circulación sanguínea debido a su contenido de nutrientes y fibra.


Muchos cereales integrales, como la avena, la cebada y el trigo integral, son ricos en fibra soluble e insoluble. La fibra soluble puede ayudar a reducir los niveles de colesterol en sangre al unirse al colesterol y eliminarlo del cuerpo, lo que puede mejorar la salud cardiovascular y la circulación sanguínea.


Los cereales integrales tienen un índice glucémico más bajo en comparación con los cereales refinados y los alimentos ricos en azúcares. Esto significa que liberan glucosa en el torrente sanguíneo de manera más gradual, lo que ayuda a mantener niveles de azúcar en sangre más estables y evita picos de azúcar que pueden dañar los vasos sanguíneos y afectar la circulación.


Algunos cereales integrales contienen antioxidantes y fitonutrientes, como el salvado de trigo, que pueden tener efectos protectores en las células y los vasos sanguíneos, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares y promoviendo una circulación sanguínea saludable.


Además, algunos cereales están fortificados con hierro, un mineral esencial para la formación de glóbulos rojos, que transportan oxígeno en el cuerpo. Mantener niveles adecuados de hierro es importante para una circulación sanguínea eficiente.


Los cereales integrales a menudo contienen vitaminas B, como la vitamina B6, la vitamina B12 y el ácido fólico, que desempeñan un papel importante en la salud de los glóbulos rojos y en la producción de energía. Una circulación sanguínea saludable depende de un suministro adecuado de estas vitaminas.


Los cereales integrales han sido asociados con una reducción en el riesgo de enfermedades cardiovasculares, incluyendo hipertensión y enfermedades del corazón. Una circulación sanguínea saludable es esencial para prevenir estas afecciones.


20minutos.es/14 de septiembre de 2023

5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page