top of page

La inclusión de legumbres en las comidas escolares puede combatir la deficiencia de nutrientes y reducir la malnutrición



Las legumbres son el fruto de las plantas llamadas leguminosas. Son un fruto formado por una vaina que encierra en su interior una semilla o una hilera de semillas, que se consumen secas. Los frijoles secos, lentejas, garbanzos y chícharos son los tipos de legumbres más conocidos y consumidos.


Estas suelen ser uno de los alimentos más consumidos en el mundo por su bajo costo de cultivo así como por sus ventajas nutricionales. Las legumbres son un cultivo esencial, fuente de nutrientes y alto contenido de proteínas, son bajas en grasa y ricas en fibra soluble, gracias a esto ayudan a reducir el colesterol y controlar el azúcar en la sangre. También se ha demostrado que las legumbres ayudan a combatir la obesidad.


En primer lugar, las legumbres ofrecen una solución económica y sostenible para proporcionar comidas nutritivas a los estudiantes. Su costo relativamente bajo en comparación con otros alimentos ricos en proteínas las convierte en una opción asequible para los programas de alimentación escolar. Además, su capacidad para crecer en una variedad de condiciones climáticas y su larga vida útil facilitan su disponibilidad constante, lo que ayuda a garantizar la continuidad de los programas de alimentación escolar incluso en entornos con recursos limitados.



Fuente: Infobae

3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page