top of page

10 metas de salud para los niños en el curso escolar

Cuando los niños ingresan o vuelven a la escuela es un buen momento para marcarse metas de salud. Te proponemos consejos y soluciones para lograr diez buenos propósitos de salud para los niños durante el curso escolar. De esta manera, podrán gozar de una excelente salud durante el año académico. Se trata de lograr que nuestros hijos adquieran y mantengan unos adecuados hábitos de higiene, alimentación, sueño o buenos modales durante todo el curso.


Metas de salud importantes para los niños en el curso escolar


Es importante establecer metas de salud claras y alcanzables para niños en edad escolar que no solo promuevan su bienestar físico, sino que también fomenten hábitos saludables a largo plazo. Aquí tienes cinco metas de salud necesarias para que los niños tengan un buen rendimiento escolar:


Meta 1. Mejorar la calidad del sueño de los niños

Consejo: Un niño que duerme suficientes horas tiene más probabilidades para concentrarse mejor que uno que no lo hace. Hay que asegurarse de que los niños obtengan el sueño adecuado para su edad, que varía de 8 a 11 horas por noche para niños de 6 a 12 años, para que consigan un buen rendimiento escolar.


Soluciones: Establecer una rutina de sueño consistente, con una hora de acostarse fija, además de una rutina relajante previa a la hora de irse a dormir, es un hábito que ayudará a los niños a conciliar mejor el sueño. Crear un ambiente silencioso en el hogar es también muy importante. Y para ayudarles a dormir, lo mejor es leer o contarles un cuento, cantarles una canción relajada, darles un masaje...


Meta 2: Cero niños sin desayunar

Consejo: Un niño que desayuna antes de comenzar la actividad lectiva, es probable que rinda mejor que uno que no lo hace. Saltarse el desayuno puede hacer con que los niños se sientan más cansados, irritables, inquietos. Su estado de ánimo puede bajar durante la mañana si no desayunan.


Soluciones: Levantarse un poco antes, desayunar en casa o en el colegio y variar el contenido del desayuno: fruta, cereales integrales, huevos, sobras del día previo, lácteo, etc. Lo importante es que los niños desayunen antes de empezar las tareas escolares.


Meta 3: Aplicar una rutina de alimentación equilibrada para los niños

Consejo: Es necesario asegurarse de que los niños tengan una dieta balanceada que incluya todas las categorías de alimentos: verduras, frutas, cereales, proteínas, lácteos, etc. Es importante que los niños coman al menos una fruta y una verdura en cada comida principal, porque aportan fibra, vitaminas y minerales. Se deben limitar los alimentos azucarados y procesados.


Soluciones: Puedes hacer un planning semanal que incluya el tipo de alimento a tomar cada día. Un menú semanal te ayudará a seguir una rutina de alimentación equilibrada para tus hijos, y creará una variedad del contenido en tu planificación.


Meta 4: Ofrecer pescado al menos tres veces por semana a los niños

Consejo: El pescado de mar aporta proteínas de alto valor biológico, ácidos grasos omega tres, yodo y fósforo.


Soluciones: Impliquemos a nuestros hijos en la compra y en las elaboraciones de los platos que contengan pescado.


Meta 5: Crear el hábito de lavarse los dientes con los niños después de cada comida

Consejo: Esa acción tan simple consigue reducir la probabilidad de desarrollar caries y enfermedad periodontal. Además, aleja otros problemas dentarios de los niños.


Soluciones: Reducir el consumo de chucherías, refrescos, zumos y alimentos ricos azúcares libres. Enseñemos al niño lo que es la caries, y cómo podemos prevenir su desarrollo. Lavémonos los dientes junto a ellos, y repasemos su cepillado, tras cada comida.


El buen hábito de lavarse las manos para niños en edad escolar

hábito infantil de lavarse las manos


Meta 6: Fomentar una hidratación adecuada en el día a día de los niños

Consejo: Una hidratación adecuada también es un hábito que se debe inculcar en los niños. Los niños deben beber al menos de 6 a 8 vasos de agua al día, ajustando según la edad que tengan, el clima y la actividad física que desarrollen.


Soluciones: Tan importante como comer es que los niños adquieran el hábito de beber suficiente agua. Se deben evitar las bebidas azucaradas, los jugos o zumos envasados o refrescos en la dieta familiar.


Meta 7: Adquirir el hábito de siempre lavarse manos

Consejo: El lavado de manos, junto con la vacunación, son dos de las acciones preventivas más importantes. Ha de hacerse con agua y jabón, antes de comer, después de jugar en la calle o de hacer deportes. Si estamos acatarrados, nos las lavaremos con frecuencia.


Soluciones: Los padres hemos de predicar con el ejemplo. Si nosotros lo hacemos, ellos también lo harán. Eso se aplica también al hábito del lavado de manos, antes y después de comer, cuando llega a casa, cuando usan el vaso sanitario, después de cada actividad, cuando están enfermos, etc.


Meta 8: Motivar a los niños a desarrollar una actividad física todos los días

Consejo: Animar a los niños a moverse al menos una horita al día es muy beneficioso para su salud. La OMS, Organización Mundial de la Salud, defiende la promoción de juegos al aire libre, juegos en parques, la práctica de deportes, caminatas, clases de baile, gimnasia, psicomotricidad, y cualquier actividad física que ayude a los niños a mantener un peso adecuado y gozar de una buena salud física y mental.


Soluciones: Como todas las demás metas, para que esa se cumpla es necesario que los padres se empeñen en darles ejemplo a sus hijos. Un padre o una madre que no se mueve seguramente tendrá a un niño sedentario. Es necesario tener conciencia de ello y motivar a los niños, con el ejemplo, a moverse.


Por qué los niños deben practicar una actividad física diaria

actividad física para niños


Meta 9: Controlar el tiempo de pantalla de los niños

Consejo: Dependiendo de la edad que tenga el niño, se debe establecer límites para el uso de las pantallas de los dispositivos electrónicos. El uso desenfrenado de esa tecnología puede provocar riesgos de obesidad, problemas para comer, para dormir, de vista, cambios en la conducta, problemas mentales, etc.


Soluciones: Los niños no deben estar más de 1 o 2 horas frente a las pantallas al día. Lo ideal es fomentar actividades que, tras un día ajetreado de escuela, ellos puedan relajar. Actividades como leer, dibujar, colorear, escuchar música o jugar al aire libre, puede ayudar a que los niños estén gozando más de la realidad.


Meta 10: Respeto de los niños por el profesorado y por los compañeros

Consejo: Enseñemos a nuestros hijos que cada niño es distinto, y que la diferencia es enriquecedora. Además, prediquemos este respeto a las diferencias con nuestro ejemplo. Es importante que los padres mantengamos una actitud respetuosa y empática hacia los profesores y los compañeros de nuestros hijos. Así ellos también lo harán.


Soluciones: Seamos proactivos en la detección del bullying. Los padres deben estar atentos a algún cambio en el comportamiento de los niños, estableciendo una confianza en su comunicación. Los hijos pueden estar siendo víctimas activas o pasivas de algún maltrato escolar.


Hablemos con ellos para detectar posibles situaciones de riesgo. Sepamos ver y analizar los puntos positivos de asistir al colegio, aprender y de recibir consejos en los profesionales de la educación.


3 Medidas para volver a la escuela si el niño ha estado enfermo

como ir a la escuela estando enfermo


​​​​​De acuerdo con la American Academy of Pediatrics (AAP), los niños aprenden más cuando están en la escuela. El regreso de los niños a la escuela después de una enfermedad como la gripe es la gran duda que tienen los padres, especialmente en lo que se refiere a la salud de sus hijos. Sin embargo, para volver a la escuela se deben aplicar ciertas medidas para mantener seguros a los estudiantes y al personal. De estas medidas, hay 3 que tanto niños como personal deben seguir:


1. Lavarse las manos siempre que sea posible


2. Llevar mascarillas


3. No establecer contacto directo con otros niños


Fuente: guia infantil

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page